COS SOCIAL [Lliçó d'anatomia]

Joan Morey

Del 20 de abril al 10 de junio de 2018

Inauguración, viernes 20 de abril a las 19 h en el Bòlit_LaRambla

Bòlit_LaRambla, Sala Fidel Aguilar

 
 

Anatomía del cuerpo social

Desde la filosofía griega hasta el presente hay una serie de propuestas filosóficas que aspiran a convertir el cuerpo humano en una cuestión social, ordenando la propia ciudad como una maquinaria urbana y configurando sus calles como una manera alegórica de encontrar el centro de una animalidad oculta. Esta profundización del espacio del alma en el cuerpo es uno de los principales intereses de la Modernidad al constituir el sentido panóptico de los sistemas de poder y, por otra parte, es la razón identificada con el corte anatómico que practicó Descartes, con mayor o menor fortuna, a la hora de comprender el cuerpo humano como un espacio a desocultar y desgarrar para encontrar la glándula pineal, el espacio cerebral relacionado con el sueño donde el filósofo suponía que habitaba el centro del alma en el cuerpo, términos unidos a través de la pasión y el sufrimiento de un cadáver metafórico.

 

En la trayectoria de Joan Morey se ha destacado su interés en mostrar los elementos que constituyen al ser humano como una máquina de deseo entregada a la pulsión erótica tanática, con relación a la posición del individuo en una sociedad donde se oculta precisamente ese lado oscuro del deseo. En el caso de COS SOCIAL (CUERPO SOCIAL) —proyecto de performance cuyo registro documental fue otorgado el Premio de Videocreación de la Red de Centros de Artes Visuales de Cataluña, Arts Santa Mònica, el Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña y LOOP Barcelona— Joan Morey reconstruye una lección de anatomía grabada en la sala Gimbernat de la Real Academia de Medicina de Cataluña, una de las salas dedicadas al estudio quirúrgico desde el año 1762 en Barcelona y considerada una de las instalaciones mejor conservadas de Europa. Este factor histórico articula uno de los intereses que Joan Morey despliega en torno a una metafórica anatomía, donde distintos elementos de la sala como el propio anfiteatro, la mesa de disección y la lámpara barroca, contrastan con las cámaras, micrófonos y otros medios utilizados en el registro.

 

CUERPO SOCIAL indaga en las razones que están involucradas en esta relación entre cuerpo y sociedad. Acompañado de textos extraídos del primer capítulo de L’Anti-Œdipe, el cuerpo deviene máquina deseante cuya compulsión se traduce en una suerte de conducción de flujos, de manera similar al movimiento que el capital opera en la sociedad organizando la energía de la economía y consituyendo uno de los ejes de esta animalidad formulada por Deleuze y Guattari. Como subrayan sus autores, no hay en realidad imágenes del cuerpo porque lo que hay es el ocultamiento constante desde la piel. Este carácter performativo a través del tacto que va explorando, masajeando y manipulando, sin llegar nunca a operar en el cuerpo con precisión quirúrgica, muestra esa incisión necesaria que conduciría a saber cómo funciona un cuerpo que, a pesar de carecer de órganos, sigue moviéndose compulsivamente mientras vive. Esta carencia de imagen de aquello que subyace en el cuerpo es precisamente la ocultación de la maquinaria que mueve la sociedad esquizoide del capitalismo.

 

La atención a la teoría que Joan Morey incorpora en su trabajo retorna hacia esa lectura del deseo inspirada en Bataille, Sade o Pasolini, acercándose a otros aspectos cinematográficos relacionados con los sistemas de poder, como en el caso de Dziga Vertov al considerar que la cámara de cine se inclina hacia el testimonio documental, pero también hacia esa máscara del deseo que está más cerca del erotismo y del testigo omnisciente del objetivo de una cámara comprendida como un espacio sepulcral. Una inspiración que reclama volver sobre los intereses pictóricos del Barroco, en ese ofrecimiento del cuerpo como un espacio de lucha y pliegue entre el corazón, la razón y los sentimientos que se rozan, no solo en la parte individual que corresponde a cada uno, sino metaforizando con un cuerpo que en la actualidad nace, se desarrolla y muere como un ente social compartido.

 

José Luis Corazón Ardura

 

Crédito imagen: «COS SOCIAL [Lliçó d’anatomia]» és una co-producció de la Xarxa de Centres d’Arts Visuals de Catalunya, Arts Santa Mònica, Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya i LOOP Barcelona. Joan Morey © 2017 | Cortesia de l’artista

 
 

Dosier de prensa en catalán

dossierpremsa_cos_social.pdf (1.197,81 KB)