La mutación comisarial. 
Conductas y gestos entre lo institucional y lo independiente

 

Curso de comisariado a cargo de Jordi Antas

Sábados 4 y 18 de mayo de 2019

Bòlit_PouRodó

Precio: 45 € (36 € para alumnos de EMA y Carnet Club Girona Cultura)

Plazas limitadas  

Inscripciones aquí

 


La práctica curatorial considera la sala de exposiciones como un espacio de trabajo y la exposición como un laboratorio. Sin embargo, ya hace algún tiempo en que los procedimientos, la gestión de los proyectos, así como las aportaciones a los significados en la práctica curatorial, varían y se determinan dependiendo la constitución de los espacios desde que se activa el proyecto curatorial: las relaciones institucionales, su contexto, la perfiferia o centralidad, los espacios alternativos o independientes ... Situaciones variables e intensas, que de una manera u otra definen el tratamiento y el hecho expositivo del trabajo en arte contemporáneo más allá de su propia mutación o evolución.

 

En contrapartida, en nuestro caso focalizamos el interés sobre los procedimientos que se han desarrollado para la gestión de los proyectos, la organización de sus agentes, la narración de los procesos, así como la producción de significado entorno de la misma práctica comisarial. Se trata de unos aspectos que, excluidos igualmente del mismo escenario de representación que habitualmente se articula con las exposiciones, así como también escasamente desarrollado entre los estudios más recientes sobre comisariado, nos pueden informar y permitir el debate en torno a las políticas y las economías del comisariado, así como enriquecer lo que se refiere también a la interpretación de la práctica del arte.

 

Mediante una visión amplia de análisis y gestión, profundizaremos en la labor de mediación entre artistas, instituciones, galerías y público que se requiere al trabajar en arte desde una aproximación diferenciada: el trabajo en espacios alternativos o independientes, y la labor en espacio institucionales.

 

¿podríamos afirmar que son las obras de arte las que determinan la práctica comisarial que las acompaña? ¿Podríamos afirmar también lo contrario? ¿Que la práctica comisarial persigue cierta emancipación con respecto a las obras de arte a las que supuestamente debe su razón de ser? Es más, ¿es posible una práctica comisarial sin obras de arte? En caso afirmativo, ¿supone el comisariado un campo de fuerzas independiente o contrario a los intereses de las obras de arte o de los artistas? ¿Es esto legítimo?

 

Estructura interna del curso:

Sesión 1. Sábado 4 mayo (16-20h)
-Breve historia del comisariado
-La práctica curatorial. Perfiles y posicionamientos curatoriales
-Relaciones artista-comisario. Simbiosis entre artista i comisario(dependencia mútua, en positivo)
-Complicidades entre Institución-comisario.

Sesión 2. Sábado 18 (10-14H)
-Conocer el contexto
-Diferencias entre trabajar en espacios alternativos o institucionales
-Presupuestos, o como llevar a cabo una idea
-Catálogos y documentación.

 

Sesión 3. Sábado 18 (16-20H)
-Sessión de trabajo abierta entre comisario y artista.
Esta última sesión implicará un ensayo práctico donde el ritmo del taller vendrá marcado por los propios intereses, conocimientos e intuiciones de los participantes.

 


 

Jordi Antas (Lleida, 1976), comisario independiente y mediador. Mi trabajo  se centra en proyectos sobre la relación con el entorno, las estrategias de recepción, la narrativa en el arte, o la funcionalidad social del artista.


Es fundador de DAFO Projectes (2012 - actualidad) y es parte del equipo curatorial de Orbital Residency, Santander. Forma parte del equipo del Centro de Arte la Panera, y combina su práctica curatorial con la docencia en la escuela de arte EAM Leandre Cristòfol de Lleida. Ha comisariado proyectos cómo Los márgenes en el Centro de Arte la Panera, Lleida (2018), Notes for a shell Art o Rama, Marsella (2018); el ciclo expositivo Un pie fuera. Expediciones y diásporas  para Espai 13 Fundació Miró, Barcelona (2016-2017); Hip-Hup  Supersimétrica, Madrid (2018); Let me die alone, but please film it en Fundación Arranz Bravo, Barcelona (2017); Pere Llobera: Still life, o dos maneras de jugar a ser dios en Trastero 109, Palma de Mallorca, o el ciclo expositivo Perturbaciones en Capella de Sant Roc, Valls (2013-2015). En la actualidad prepara exposición para Salón, Madrid (2019), y el proyecto Sujetando la historia, Centre d'Art Maristany, Sant Cugat (2020).