CURSO DE COMISARIADO

 

Desaprender a ser comisario

A cargo de Fede Montornès

Viernes 7 de febrero de 15.30 a 18.30 h.

Sábados 8 y 15 de febrero de 9.30 a 14 h.

Precio.45 € (36 € para alumnos de EMA y Carnet Club Girona Cultura)

Plazas limitadas.

Inscripción previa obligatoria aquí

 

En todo el mundo y desde la década de los años 80 del s.XX  han proliferado por una necesidad que ya empieza a ser cuestionada, los cursos, programas, estudios, grados y posgrados que, como éste, giran o han girado entorno a la practica curatorial. Buena parte de los aspectos que más se han visto alterados a causa de la "normalización" de esta práctica, es la que tiene que ver con la toma de decisiones implicadas en cada acción "curatorial" y con el grado en que estas decisiones afectan al público que visita las exposiciones y, sobre todo, al propósito que las justifica.

 

Desaprender a ser comisario, el titulo de nuestra propuesta, propone hacer un paso atrás, un viaje al pasado, a fin de llevar a fecha de hoy la osadía de los momentos en que la práctica curatorial solo se aprendía con el tiempo y el trabajo. Es decir, no a través de estudios consagrados a la homogeneización de esta profesión sino buscando la singularidad en las maneras de observar y dibujar nuestro mundo.

 

En la primera sesión nos preguntaremos sobre la figura del comisario: de donde sale, que hace, cual es su función. Y a través de ejemplos pragmáticos nos adentraremos en una serie de miradas personales, que, a través de la historia, han configurado las exposiciones tal y como hoy las entendemos.

 

La segunda sesión la dedicaremos a abordar algunos ejemplos de lo que se entiende por "práctica curatorial" a través de cuatro casos prácticos explicados en primera persona.

 

Y para la tercera y última sesión nos reservamos un "bonus track", un ejemplo de lo que, lejos de una exposición en su sentido más ortodoxo, no sólo se puede hacer, sino a lo que, entre todos, intentaremos darle cuerpo.

 


 

Cuando Frederic Montornés (Sitges, 1963) obtiene su licenciatura en Historia del Arte por la Universidad de Barcelona en 1988, lo único que tiene claro es su deseo de centrarse activamente en el análisis de las prácticas artísticas que le permiten acercarse al arte desde la propia experiencia.

 

En consecuencia, después de ampliar su formación en Grenoble (Francia) entre 1989 y 1991 en lo que entonces se daba a conocer como mediador en arte contemporáneo y que, con el tiempo, es lo que ahora se conoce como comisariado, empieza a cuestionar y a cuestionarse el arte desde de una práctica que, desde entonces, se mueve entre el campo del comisariado de exposiciones, la crítica de arte y cualquier tipo de plataformas creativas desde las que alguien tenga algo que decir.