GB (Girona-Brossa) 

1999-2020: Opus incertum

Contar los peldaños del Barri Vell de Girona como escultura conceptual

A cargo de Joan Casellas

7, 8, 9 y 10 de octubre de 2020

Bòlit_StNicolau

 

De 10 a 14 h y de 16 a 19 h acción

De 19 a 20 h presentación de los resultados de la acción diaria

Del 17 a 20h instalación abierta    

Se ofrecerá merienda y vino ampurdanés

Aforo limitado. Reserva en info@bolit.cat o 972427627

 

Un proyecto en colaboración con el MACBA en el contexto de la exposición "ACCIÓN, una historia provisional de los 90"

 

 

Antes de nada: los días 15, 16 y 17 de junio de 1999 realicé en solitario la acción GB (Girona-Brossa) por las calles del casco antiguo de Girona, y presenté los resultados de la nombrada acción el 18 de junio a la Fundación Espais de Girona. Con motivo de repetir o retomar esta acción veintiún años después, he completado el libro de artista que en su momento planeé como una extensión material de la acción y la manufactura del cual quedo solo hilvanada.

 

En el proceso de acabar el texto de este libro objeto me escapé cuatro días a Narbona y visité el horreum romano, un inmenso almacén subterráneo debidamente explicado en todos sus detalles. Uno de estos detalles me llamó la atención; las formas constructivas, los opus. Opus espigatum, quadratum, reticulatum y cuasi reticulatum, cuando la cosa tenía un cierto trazo pero no del todo, y finalmente el opus incertum, es decir, aquello que no se sabe casi como va, pero que va y hace opus. La vida misma y por extensión este libro.

 

Primero: Joan Brossa muere a causa de un accidente doméstico el 30 de diciembre de 1998, a veinte días de su 80 aniversario. Pocos meses después Marta Pol Rigau, en homenaje póstumo, comisaria el ciclo de acciones Oper-acción Joan Brossa en la Fundación Espais de Girona y me invita a participar. 

 

Hacía tiempo que pensaba una idea; una relación urbanística que de alguna manera me llevaba a Brossa y sus vinculaciones entre las cosas y las palabras. El casco antiguo de Girona es un objeto perfectamente dibujado entre la muralla y el rio Onyar, un laberinto rebosante de escaleras, y aquí la idea: contar todos los peldaños de ciudad vieja y presentar la cifra resultante como una escultura conceptual, un retrato numérico de Girona, una aglomeración monumental. A la manera de Brossa; hacer de las palabras objetos y de los objetos palabras.

 

Segundo: detrás de las escaleras de la ciudad hay personas que las han hecho, así que en una segunda capa de la acción me entrevisto con todas las personas de Girona con las que tengo relación y les pido que me indiquen un lugar de la ciudad que para elles tenga resonancias brossianas. Es un acto previo de relación personal con el espacio que después inspeccionaré como un contable.

 

Tercero: el libro objeto de la acción GB quedó en el aire. La inmediatez de la acción ha dominado mi quehacer los últimos treinta años, pero mi trabajo viene de las artes plásticas y visuales y muchas veces detrás de una acción hay un libro de artista, que recoge y repiensa la acción. Arrastrado por la dinámica del arte de acción con sus encuentros y festivales nómadas inmediatistas, los libros pensados o hechos como un solo ejemplar que ha quedado en el cajón, por falta de oportunidad, por pereza de buscar una o porque solo los hilvané... Es el caso de esta acción, que al retomarla veintiún años después me da la ocasión de completar el libro.

 

3.729 fueron los peldaños que conté el año 1999 después de un metódico recorrido de tres días. Durante veintiún años esta bella y precisa cifra ha dado "forma" a mi escultura conceptual de ciudad vieja de Girona, pero ahora con el reto de este reactment propuesto por Ferran Barenblit en el contexto de la exposición "ACCIÓN, una historia provisional de los 90" hay una incertidumbre bien clara; con toda probabilidad la nueva cifra resultante será otra. Hay diversos motivos para pensarlo, ya que, aunque el año 1999 no me descontara, algunos peldaños pueden haber desaparecido y otros nuevos haberse construido. También espacios escalonados que el año 1999 estaban cerrados al público por ser privados o estar en obras, ahora pueden suponer nuevos peldaños a contar.