"El Sol, El Magma"

Del 23 de septiembre al 22 de diciembre

Inauguración: viernes 23 de septiembre a las 19 h

Bòlit_LaRambla, Sala Fidel Aguilar y Bòlit_StNicolau

 
 

"El Sol, El Magma" es el título que hemos escogido para poner en relación dos artistas excepcionales con dos propuestas expositivas concretas, cada una de ellas pensada para su presentación en un espacio específico del Bòlit como una exposición individual en sí misma, de los artistas Jordi Mitjà (Figueres, 1970) y Petra Feriancová (Bratislava, 1977), dos talentos creativos en un punto álgido de su carrera internacional.

 

El encuentro de estos dos artistas, generacional y expresivamente cercanos, es el primer resultado del proyecto internacional "The Spur" creado en el marco del programa Europa Creativa y que cuenta con la participación de organizaciones de Francia, Italia, Eslovaquia, Catalunya y Baleares. La puesta en común de cuáles eran los artistas más interesantes de los respectivos territorios por parte de los diferentes expertos internacionales del proyecto "The Spur", dio como resultado la selección de Feriancová y Mitjà para participar en la exposición internacional colectiva "The mountain head" en la Fondazione Zimei de Pescara en 2015, comisariada por Massimiliano Scuderi y la doble exposición "El Sol, El Magma" que ahora os presentamos.

 

Las propuestas "Systems, Individuals and Measuring Tools" de Feriancová y "Magma" de Jordi Mitjà realizadas expresamente para Girona, tienen en común la presentación de trabajos artísticos individuales que funcionan también visualmente agrupados como instalaciones. Ambos exploran las posibilidades del objeto encontrado, de la escultura o la imagen,  tanto a más que la expresividad y maleabilidad del material, y proponen traspasar el umbral que nos hace transitar de lo real a la poética visual. A su vez, explotan la expresividad de los trabajos visuales creando conceptos y marcos mentales que no se limitan a convertirse en una serie de eslóganes, más o menos atractivos, si no que nos introducen en un corpus de pensamiento intenso y sensible.

 

La práctica de los dos artistas enfatiza la importancia del proceso previo que posibilita el trabajo presentado y delata una cuidada metodología, meticulosa, casi preciosista, que no rehúye buscar una presentación estética y poética, que tensiona la fragilidad de algunos materiales utilizados con la fuerza de otros, la sutilidad de unos detalles con la contundencia de algunas piezas o composiciones. Al final, el diálogo visual e intelectual se acentúa con una cuidada disposición escenográfica, que resulta cautivadora hasta conseguir llenarnos de imágenes, sensaciones e ideas que nos permiten saborear la intensidad, profundidad y selectividad que puede tener la mirada artística experimentada.

 

Carme Sais, septiembre de 2016